El 74% de 29.000 encuestados en 27 países critica el capitalismo neoliberal,
91% de chilenos quiere redistribuir la riqueza y 84% desea más control estatal
Por Ernesto Carmona* (especial para Argenpress)

Nueve de cada diez chilenos reclaman la intervención del Estado en la redistribución de la riqueza, mientras una inmensa mayoría desea someter a control al capitalismo de libre mercado, que preconiza el candidato de la extrema derecha Sebastián Piñera. Una encuesta global encargada por la BBC de Londres a la investigadora internacional de opiniónGlobeScan reveló en noviembre que al 91% de las personas consultadas en Chile les agradaría que su gobierno asumiera un papel más activo en una redistribución más uniforme de la riqueza, mientras 5% se inclina por un rol menos activo y 3% prefiere dejar las cosas como están.

Los resultados de esta encuesta internacional nunca se difundieron por los grandes medios en Chile ni América Latina durante la fanfarria del 20º aniversario de la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre, porque muestran un extenso descontento universal de un 74% crítico al capitalismo neoliberal. El dogma totalitario del libre mercado sólo tuvo 11% de aceptación entre 29.033 personas encuestadas en 27 países de todo el mundo que manifestaron estar bien y que una mayor regulación no sería buena idea (1). Quienes mostraron la mayor adhesión al capitalismo tal como está hoy -porque funcionaría bien- fueron los encuestados de EEUU (25%) …y Paquistán (21%).

Los latinoamericanos son particularmente los más entusiastas partidarios de un papel más activo del gobierno en el funcionamiento de la economía, en México con 9 de cada 10 entrevistados (92%) que apoyan una mejor redistribución de la riqueza, 91% en Chile y 89% en Brasil. Las proporciones más altas de quienes desean ver más activos a sus gobiernos en la regulación de los negocios se dieron en Brasil (87%), Chile (84%), Francia (76%), España (73%), China (71%) y Rusia (68%).

Datos de Chile

Según el reporte detallado por países de la BBC (2), los chilenos son quienes más reclaman en todo el mundo por un gobierno más activo en el control del capitalismo salvaje: 9 de cada 10 ciudadanos piden más acción gubernamental en la redistribución de la riqueza (en segundo lugar está solamente México), mientras otro alto porcentaje reclama más actividad de regulación del gobierno (en segundo lugar sólo está Brasil). Y un áspero ¾ del total de encuestados, otra vez entre los más altos del mundo, cree que debe haber más control y propiedad gubernamental sobre la industria.
● Casi la mitad (48%) está de acuerdo en declarar que el “capitalismo de mercado libre tiene algunos problemas, pero éstos se pueden resolver con más regulación y reformas”, pero el 20% cree que es necesario un sistema distinto y apenas 5% estima que el mercado libre es aceptable sin cambios.
● Una gran mayoría (72%) de chilenos aprueba del control gubernamental creciente de industrias importantes, mientras el 11% quiere menos control gubernamental y 9% prefiere el nivel actual.
● Nueve de cada diez (91%) opinan que su gobierno debe adoptar un papel más activo en la distribución uniforme de la riqueza, solamente 5% apoya un rol menos activo y el 3% prefiere el papel actual.
● Más de 4/5 de los encuestados (84%) piden una mayor presencia del gobierno en la actividad reguladora del capitalismo, mientras 9% clama por un rol menor y 3% apoya el mismo papel actual.
● 59% cree que el colapso de la Unión Soviética fue positivo, mientras 11% estima que fue algo malo (30% no ofreció respuestas).

La investigación en 27 países, concebida por la BBC para inflar la aceptación del capitalismo a 20 años de la caída del muro, incluyó sólo a 5 de las naciones de América Latina cuyos gobiernos fomentan el neoliberalismo: Brasil, Chile, Costa Rica, México y Panamá. El resultado fue una sorpresa mundial, que cayó como un balde a agua fría sobre los propagandistas del capitalismo, porque las distintas variantes de los críticos del sistema sumaron una aplastante mayoría del 74%, en un resultado no esperado por quienes encargaron la encuesta. La consulta análoga realizada en 2005 por el mismo instituto GlobeScan en 20 países arrojó una mayoría de 63% favorable al capitalismo como el mejor sistema posible. Los resultados de este nuevo sondeo no sirvieron para inflar la “Fiesta de la Libertad ” realizada en Berlín el 9 de noviembre, pero tampoco exhibieron nostalgia por el desaparecido “socialismo real”.

El estudio fue diseñado y encargado por el Servicio Mundial de la BBC y realizado en terreno por la empresa internacional de encuestas GlobeScan, junto al Programa de Actitudes Políticas Internacionales (PIPA, por su sigla en inglés) de la Universidad de Maryland, cuyo personal consultó a 29.033 ciudadanos (as) adultos de 27 países entre el 19 de junio y el 13 de octubre de 2009. El total de encuestados fue entrevistado cara-a-cara o por teléfono en Australia, Brasil, Canadá, Chile, China, Costa Rica, República Checa, Egipto, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Kenya, México, Nigeria, Paquistán, Panamá, Filipinas, Polonia, Rusia, España, Turquía, Ucrania, Reino Unido y EEUU por investigadores locales asociados de cada país. En 9 de las 27 naciones el muestreo estuvo circunscrito a las mayores áreas urbanas. El margen de error por país oscila entre +/- 2,2% y 3,5%.

Adiós al capitalismo neoliberal

La encuesta destapó un aplastante 74% crítico del capitalismo neoliberal actual. El 51% opina que el sistema de mercado libre tiene problemas que sólo podrían enderezarse con regulación y reformas, mientras un promedio mundial de 23% sostiene lisa y llanamente que el capitalismo está fatalmente dañado y se requiere un nuevo sistema económico, desde un 43% en Francia, 38% en México, 35% en el Brasil, 31% en Ucrania y 20% en Chile. Además, las mayorías quisieran que sus gobiernos fueran más activos en la posesión o control directo de las industrias importantes de su nación en 15 de los 27 países. Esta visión es particularmente frecuente en los ex estados soviéticos de Rusia (77%) y Ucrania (75%), pero también en Brasil (64%), Indonesia (65%), y Francia (57%).

Una mayoría global de dos tercios (67% de promedio en todos los países) preferiría que los gobiernos redistribuyan más uniformemente la riqueza. Pero esta postura es aún más fuerte en 22 de los 27 países encuestados. En 17 de los 27 países quisieran ver al gobierno haciendo más para regular los negocios, con un promedio mundial de 56%. Un 22% estimó que el colapso de la Unión Soviética fue algo malo, mientras una media de 54% votó que fue bueno, pero esta opinión fue mayoritaria sólo en 15 países, en tanto 24% del total mundial dijo no saber. Entre los países que pertenecieron al Pacto de Varsovia, el 61% de los rusos y 54% de los ucranianos creen que la desintegración de la Unión Soviética fue una cosa mala malo, en cambio, 4/5 de los polacos (80%) y casi 2/3 de los checos (63%) estiman lo contrario.

El presidente de GlobeScan Doug Miller tuvo que admitir: “En apariencia, la caída del muro de Berlín en 1989 pudo no haber sido la victoria final del capitalismo de mercado que pareció entonces, particularmente después de los acontecimientos de los últimos 12 meses”. Steven Kull del PIPA dijo: “Algunos aspectos del socialismo, tales como los esfuerzos del gobierno para igualar la riqueza, continúan atrayendo a mucha gente en todo el mundo”.

Resultados en detalle

Los europeos dicen sentir que la desintegración de la URSS fue algo bueno, con una mayoría bastante grande en Alemania (79%), Reino Unido (76%) y Francia (74%) pensando lo mismo. El consenso más fuerte está en EEUU, donde el 81% dice que el fin de la Unión Soviética fue principalmente algo bueno. En las naciones más desarrolladas, como Australia (73%) y Canadá (73%) también tienen la misma visión.

Lejos del occidente desarrollado esta opinión es menos fuerte: 7 de cada 10 egipcios (69%) piensa que la desintegración de la Unión Soviética fue lamentable. Las opiniones se equiparan en la India (donde el 28% piensa que tuvo efectos negativos y el 26% la aplaude), Kenia (malo para el 28% y bueno para el 26%) e Indonesia (mala cosa para el 31% y algo bueno para el 28%). Empero, también es alto el porcentaje de quienes dicen no. En China, curiosamente, el 50% estima que la desaparición fue buena y el 21% que fue mala.

A pesar de tener una perspectiva similar en muchas cuestiones clave, franceses y alemanes discrepan agudamente cuando se trata del capitalismo de mercado libre. En Francia, el 47% cree que los problemas del capitalismo se pueden solucionar con regulación y reformas, mientras casi otro tanto (43%) cree que está fatalmente condenado. En Alemania, en cambio, hay muy poco apoyo (8%) para un otro sistema económico, con casi 3/4 (74%) creyendo que los problemas del capitalismo de mercado libre pueden resolverse con regulación y reformas.

El apoyo más bajo (9%) para redistribuir la riqueza se dio en Turquía, pero quienes tampoco apoyan un mayor papel del gobierno en el área económica son también mayoría en la India (60%), Paquistán (66%), Polonia (61%) y EEUU (59%). Solamente en Turquía existe una mayoría (71%) pensando que su gobierno debe hacer menos por regular los negocios. Sin embargo, también hay una oposición extensa en otras partes, incluyendo Filipinas (47% se opone), Paquistán (36%), Nigeria (32%) e India (29%). La propiedad o el control directo del Estado sobre industrias resultó con más oposición en EEUU (52%), Alemania (50%), Turquía (71%) y Filipinas (54%).

Demás resultados de América Latina

BRASIL: Los brasileros se encuentran entre la mayoría de todos los países encuestados que se inclina por un papel más activo del gobierno en la actividad regulatoria. También son la tercera mayoría que pide un papel más relevante del gobierno en la redistribución de la riqueza, pero detrás de sus colegas latinoamericanos México y Chile.
● El 43% dice que el capitalismo tiene defectos que se pueden resolver con regulación y reformas. Sin embargo, el 35% cree que es necesario un sistema alternativo. Solamente 8% afirma que el capitalismo funciona muy bien sin la acción gubernamental.
● Nueve de cada diez personas (89%) claman por una mayor acción gubernamental en la distribución más uniforme de la riqueza, mientras que sólo 7% no demanda cambio alguno y 2% reclama menos acción gubernamental.
● Dos tercios (64%) apoyan que el gobierno adopte un papel más activo en la posesión o control de las industrias importantes, mientras 17% dice que el gobierno debe jugar el mismo papel que ahora y 13% se inclina por un rol menor.
● Una mayoría aplastante (87%) reclama más regulación gubernamental de los negocios, 7% se inclina porque todo siga igual y sólo 2% clama por menos regulación.

COSTA RICA: Los costarricenses se encuentran entre la mayoría más favorable al colapso de la Unión Soviética entre el público latinoamericano. Además, son los más proclives a abordar los problemas del capitalismo de mercado libre con regulación dentro de su región.
● Algo más de la mitad (52%) está de acuerdo en que los problemas del capitalismo se pueden abordar con regulación y reforma. Sin embargo, el 25% dice que es necesario un sistema alternativo. El 10% afirma que el capitalismo trabaja bien y más reglas disminuirían su eficacia.
● Tres quintos (61%) de costarricenses creen que su gobierno debe adoptar un papel más activo en controlar industrias importantes, el 22% cree que el gobierno debe ser menos activo y 13% cree que debe mantener sin cambios su papel.
● Una gran mayoría (82%) piensa que el gobierno debe ser más activo en la redistribución de la riqueza, mientras 12% cree que debe ser menos activo y 4% dice que debe mantener el mismo papel que en el presente.
● Siete de cada diez (71%) quisieran que su gobierno hiciera más para regular los negocios, mientras 19% quiere menos acción gubernamental y 7% desea el mismo nivel que ahora.
● Una mayoría (63%) cree que la caída de la Unión Soviética fue algo bueno; 16% cree que fue malo (el 21% no ofreció ninguna respuesta).

MÉXICO: Los mexicanos constituyen la mayoría más grande entre los países incluidos en la encuesta que creen que su gobierno debe hacer más para distribuir uniformemente la riqueza. Con la visión del capitalismo de mercado libre fatalmente dañado como sistema también están en segundo lugar solamente los franceses, aunque ésta no fue la respuesta más común. Un promedio alto de mexicanos dijo que el gobierno debe también hacer mejor su trabajo y controlar industrias importantes y regular los grandes negocios.
● Un excepcionalmente alto 38% cree que el capitalismo es irremediable y que debe imperar un nuevo sistema económico, mientras que 4 de cada 10 personas piensan que el capitalismo de libre mercado está dañado pero puede ser reparado con reformas. Apenas 2$ cree que está sano y que las reformas lo volverían ineficaz.
● El 61% de los mexicanos cree que el gobierno debe asumir un mayor papel en controlar la propiedad de industrias importantes, en comparación con un 17% que prefiere un rol discretamente bajo y 8% que se inclina por un papel similar al de hoy.
● Una mayoría aplastante (92%) -la más alta de todos los países encuestados- apoya que el gobierno adopte un mayor papel en la distribución de la riqueza uniformemente.
● Una fuerte mayoría (64%) dice que el gobierno debe hacer más por regular los negocios, mientras 14% opina que debe haber menos regulación y 9% se inclina porque sea igual que en el presente.
● Más de la mitad (54%) cree que la caída de la Unión Soviética fue una cosa buena, mientras 4% piensa que fue algo malo (el 43% no proporcionó respuesta).

PANAMÁ: Los panameños se encuentran entre el promedio numérico de quienes estiman que el gobierno debe ser más activo en la intervención de la economía, con la mayoría apoyando un papel más relevante del Estado en la propiedad y control de industrias importantes, la redistribución de la riqueza, y la regulación de los negocios. Sin embargo, cuando se compara este resultado con otros países latinoamericanos, la cantidad de gente que sustenta estas posiciones resulta relativamente baja.
● La mitad (50%) cree que el capitalismo de libre mercado está estropeado pero que puede ser reparado con una regulación más apretada, mientras 26% cree que está fatalmente dañado y apenas 9% cree que el mercado libre ahora funciona bien.
● El 63% apoya que el gobierno asuma un papel relevante en el control o posesión de industrias importantes, mientras 21% apoya un rol más pequeño y 7% se inclina porque el gobierno mantenga el mismo papel que en el presente.
● Una mayoría aplastante (80%) piensa que el gobierno debe desempeñar un papel más activo en la propagación de la riqueza, 12% piensa que deben tener un papel bajo y 3% cree que debe seguir igual que ahora.
● Siete de cada diez encuestados (71%) dice que el gobierno debe asumir un mayor papel en la regulación de los negocios, no 16% cree que debe haber menos regulación y 5% dice que debe ser igual que el presente.
● Menos de la mitad (47%) piensa que la caída de la Unión Soviética fue algo por sobre todo bueno, mientras 17% piensa que fue una cosa sobre todo mala (36% no proporcionó respuestas).

Print Friendly